Queridos Maestros


A los antiguos y a los nuevos, a los que son tan jóvenes que me devuelven la esperanza en que un futuro mejor aún es posible, a los que ya nunca se irán porque siguen vivos en las enseñanzas que sembraron y en los libros que nos dieron.
A los primeros, a los de las aulas y los de la vida.
A los buenos, que se tiende a olvidar para dedicar tiempo a los malos.
A los conocidos. A los por conocer. A los elegidos.
A los que tengo la suerte de poder considerar mis amigos y teneros cerca. A los que admiro a distancia.
Os repaso tanto, que nada de lo que escribo me parece nuevo: nada lo es.
Sigo estudiando idiomas porque me abren ventanas al tiempo y el espacio.
Corrijo pensando en lo que me diríais, en lo que me decís.
Pruebo nuevos vinos con ojos nuevos. Disfruto de la cocina que innova con los textos clásicos que la pusieron a la lumbre. Veo películas con el sentido crítico que aprendí en los cine forum. 
Leo para comer. Veo para escribir. Escucho para catar.
Y toco todos los palos para seguir construyendo el gusto.
Por eso hoy, miércoles, mi día favorito de la semana, como todos los días del año, os doy las gracias por despertarme la curiosidad y las ganas de seguir aprendiendo.

Maestro,tra: De mérito relevante entre las de su clase. Persona que enseña una ciencia, arte u oficio, o tiene título para hacerlo. Persona que es práctica en una materia y la maneja con desenvoltura.